EL PRINCIPIO DE NUESTRO PROYECTO


Portada libroLa verdad que nuestra aventura comienza el 21 de Junio del año 2000, con el nacimiento de nuestro hijo Emilio. Por desgracia, ya muy corta edad se le detectó un tumor. A partir de este momento nuestras vidas cambiaron totalmente. Fue un punto de inflexión, ya que pasábamos largas jornadas en el hospital tras las numerosas e incontables operaciones que tenía que sufrir nuestro hijo en su dura batalla por la vida.

Todo esto nos hizo ver la autentica realidad de esta terrible enfermedad que en ningún medio televisivo o de prensa se refleja. Los gastos son innumerables e incluso nos vimos obligados a abandonar varios puestos de trabajo, ya que ninguna empresa puede tolerar que un empleado suyo se ausente largas jornadas de trabajo.

Pero no todo fue duro trabajo, estoy segura que todos los padres verán a sus hijos especiales y únicos pero la verdad es que Emilio es una persona excepcional. A pesar de su enfermedad, NUNCA se dio por vencido y SIEMPRE mostró sus ganas por vivir y disfrutar del momento, SIEMPRE mostró una gran generosidad por los demás niños y una gran capacidad de superación ante todas las adversidades, sin duda ese es EMILIO.

Por desgracia, en ocasiones la vida real no siempre tiene finales felices como en el cine, EMILIO se nos fue un 14 de Septiembre del 2009. Ese día, como madre JAMÁS lo olvidaré pero estoy segura que cualquier persona que compartió su vida con un niño tan especial tampoco lo olvidará.

Tras la partida de nuestro hijo, nos quedó un gran vacío ya que durante 10 años ÉL fue el centro de nuestras vidas, pero nos dimos cuenta que nuestro comportamiento era egoísta y no hacía ninguna justicia con la memoria de nuestro hijo, ya que Emilio nunca le vimos desvanecerse ni flaquear ante los problemas, nunca perdió su sonrisa. La verdad es que un niño de 10 años fue capaz de dar una lección de vida, no sólo a sus padres sino a toda persona que lo llegó a querer.

Por tanto, nos planteamos crear un proyecto cuyo objetivo es regalar sonrisas a todos los niños con cáncer y a sus familias, para que la energía de nuestro hijo no se pierda y pueda ayudar al resto de niños que diariamente luchan contra esa enfermedad.

                            SUEÑOS                                                        CONSTANCIA

                                                            ESPERANZAS                                                             VIDA